Loading...

Opiniones del programa Año Escolar en Irlanda

A continuación se exponen las opiniones de algunas madres, padres y estudiantes que han confiado en nosotros para vivir la experiencia de estudiar un año escolar en Irlanda. Desde aquí queremos agradecer a todos ellos la confianza depositada y sus testimonios en primera persona.

Sara Flaño, madre de Daira Pardo.

“La atención en la oficina fue fantástica, rápida. La primera impresión dicen que es la que cuenta, y que te llamen para explicarte qué tipo de alumnos es el idóneo para el programa (sin conocer ellos a tu hija), me parece muy profesional”.

“En el colegio irlandés fueron muy atentos, han estado en todo momento con la chica. Se le ha tratado como una más y se han potenciado sus habilidades. Nunca tendremos palabras suficientes para agradecer a su familia lo bien que han tratado a nuestra hija. Igual que si fuésemos nosotros. Ha sido una hija más en todo momento y ha participado de las fiestas y celebraciones de la familia con toda normalidad. Igual que le prepararon a ella una gran fiesta por su cumpleaños. Fue un placer conocerlos y conversar en la medida de lo posible con ellos. Con el coordinador en Irlanda no hemos tenido mucho contacto, pero nuestra hija sí y siempre le ha resuelto sus dudas. Muy bien”.

“Reconozco que ha sido una experiencia fantástica, mi hija ha madurado aún más y sabe apreciar la oportunidad que ha vivido. Mucha gente que conoce la experiencia de Daira me pregunta y les doy vuestro teléfono y correo, porque reconozco que ha sido una tranquilidad realizar esta experiencia con vosotros”.

Marta Sola, estudiante.

“El colegio irlandés me encantó, los profesores te ayudan en todo lo que necesitas y los alumnos intentan que te adaptes bien, además proponen un montón de actividades alternativas”.

“Estuve encantada con la familia, seguimos manteniendo el contacto y me trataron como a una más durante mi estancia. El coordinador local en Irlanda se ofreció siempre a ayudarme en caso de lo que necesitase”.

“Antes del programa tenía un nivel alto de inglés al igual que después de irme, bien es cierto que gané fluidez y me quité la vergüenza”.

“Lo mejor es la experiencia de aprender a buscarte la vida tu sola sin tener a tus padres ahí siempre y a digerir una situación tan distinta. Recomiendo este programa a todo el que se sienta completamente seguro de que quiere hacerlo, no creo que sea una experiencia para todo el mundo ya que todos somos distintos y mucha gente no llevaría bien determinadas situaciones”.

Miguel Lobo, estudiante.

“Fueron pocas las ocasiones en las que necesitamos contactar con la oficina ya que tuvimos pocas incidencias pero las veces que hicimos alguna gestión todo fue rápido y eficiente”.

“Las instalaciones del colegio estaban muy bien, sobre todo las deportivas. Los profesores bien aunque echamos de menos más actividades extraescolares”.

“Mi familia anfitriona era muy agradable, siempre he estado bien atendido y no he tenido ningún problema con ella. El coordinador en Irlanda ha sido de gran ayuda a la hora de solucionar los problemas que he tenido durante el curso”.

“Antes de irme podía entender bastante inglés y no hablaba mucho. Ahora puedo entender casi todo y puedo mantener una conversación sin problema”.

“He aprendido a vivir con más independencia porque he tenido que hacer vida en una ciudad que no conocía. Recomendaría el programa en Irlanda no solo por el inglés que se aprende sino por la experiencia de vivir en un país diferente”.

Virginia Celaya, madre de Andrea Humanez.

“El personal de la oficina ha sido muy atento; en nuestra experiencia vía email, teléfono y presencial en el aeropuerto de Madrid (no hemos estado nunca en la oficina)”.

“Andrea se adaptó muy bien al colegio irlandés; tanto es así que ha vuelto este año. Desde el primer momento ha estado muy bien con la familia y con las visitas que le hizo el coordinador en Irlanda”.

“Andrea tenía un nivel de inglés bajo y ahora habla con fluidez; su nivel escrito y leído es más bajo que el oral pero esperamos que este año cambie”. Además de mejorar el inglés, lo mejor ha sido la experiencia, los amigos y la familia anfitriona”.

Deborah Diego, estudiante.

“El apoyo por parte de la organización desde España ha sido en general muy buena. Exceptuando la tardía con la que recibimos la información sobre la familia anfitriona. Los teléfonos de contacto de las oficinas y el correo han estado siempre disponibles. Pero sin duda, uno de los highlights de la experiencia ha sido el colegio. A pesar de estar situado lejos de mi casa, me he sentido como en casa. Tanto profesores como alumnos han sido muy cordiales y siempre conscientes de la ayuda extra que podría necesitar. Las asignaturas, muchas de ellas completamente diferentes a las que cursaba en España, son en general muy amenas y más prácticas. Mi coordinador local, Mel, ha estado siempre a mi disponibilidad. Una vez al mes, teníamos una entrevista en la cual hablábamos de mi día a día de las dificultades que se me iban presentando”.

“La familia en Irlanda me ha hecho sentir querida y muy bienvenida desde el primer día. Ayudándome con la compra del uniforme, de los libros, con el trayecto hasta y desde el colegio. Desde un principio, me han ofrecido una base, un punto de referencia en un país que ahora considero mi segunda casa. Al menos una vez a la semana, hacíamos una actividad familiar juntos: excursiones al zoo, a algunos pueblos costeros… Además incluyéndome en comidas y otros eventos familiares”.

“Ya me fui a Irlanda con un nivel de inglés bastante alto. Sin embargo, no es comparable al que tengo ahora. Especialmente en Speaking y Writing. Gracias a eso he sido capaz de pasar el examen de Cambridge del Advance (C1).Los beneficios de este año van mucho más allá de la mejor de mi nivel de inglés. Conocer gente de todo el mundo, una nueva cultura, una inmersión bilingüe y una experiencia inolvidable. El mayor beneficio es sin duda la preparación que este año supone de cara al futuro, el tener la certeza de que puedes valerte por ti mismo”.

Toñi y Pedro, padres de Marcos González.

“La atención ha sido excelente. Nos han aclarado siempre las dudas, que suelen ser muchas, con una atención personalizada, amable y cálida. El colegio en general le ha gustado mucho a Marcos. Ha tenido un trato muy bueno con los profesores y con los compañeros”.

“La familia ha sido sin duda lo mejor del año escolar. Han hecho sentirse a Marcos como en casa, ayudándole siempre que estuviera en sus manos. No tenemos palabras suficientes de agradecimiento para Gerry y Eileen, los cuales han pasado a formar parte de la vida de Marcos para siempre”.

“El coordinador en Irlanda visitaba a Marcos regularmente interesándose de cómo le iban las cosas. Casi nunca tuvo que llamarle pero sabíamos que estaba ahí para lo que hiciera falta”.

“Era un nivel intermedio. Al regreso llegó con un nivel avanzado en el inglés hablado y oído e intermedio alto en el resto. Lo mejor ha sido la experiencia en su totalidad, que le ha hecho madurar como persona”.

“Recomendaría el programa del año escolar en Irlanda, pues considero que es el tiempo ideal para aprovechar la experiencia al máximo. También les diría a los estudiantes que la actitud con la que afronten esta experiencia es la clave del éxito. Y a las familias, que animen a sus hijos a vivir esta experiencia al máximo, que no hay mejor regalo para un hijo que una aventura así”.

Gema Ruiz, madre de Lucas Santos.

“El seguimiento de Lucas ha sido correcto y el trato recibido en la oficina excelente. La familia anfitriona maravillosa y el coordinador en Irlanda, por lo que sé, super atento con los niños y muy pendiente de ellos.

“Lucas tenía un nivel de inglés medio-bajo y ahora se defiende y se maneja perfectamente”.

“Las relaciones personales con niños y personas de otras nacionalidades es siempre muy enriquecedora y en este aspecto mi hijo me comenta que llorará y llorarán sus amigos cuando finalice el curso. Recomendaría vuestro programa en Irlanda porque creo que estáis bastante pendientes de tranquilizar a las familias y del seguimiento a los alumnos. Mis más sinceras felicitaciones”.

Julia Roldán, estudiante.

“Mi familia irlandesa ha sido inmejorable, me han tratado como a una hija más. La coordinadora de European en Irlanda fue super amable y comprensiva; venía a visitarnos y siempre me ayudaba en todo lo que podía. Las instalaciones del colegio son geniales y en general los profesores también han sido amables y comprensivos”.

“La experiencia en el extranjero es algo único y me ha encantado, la verdad, siento que he mejorado en el inglés y he conocido a muchísima gente. Lo recomiendo muchísimo si te gusta y quieres mejorar el inglés, conocer lugares y gente nueva”.

“Desde la oficina de Madrid fenomenal, siempre muy atentos y cuidadosos en su trabajo. En resumen: responsabilidad, amabilidad y eficacia”.

Yolanda Fernández, madre de Gonzalo Dorado.

“Fue Gonzalo quien nos pidió ir a Irlanda a mejorar su inglés, consciente de lo importante que es para su futuro. Sin embargo el momento de la separación fue muy duro y los días posteriores también, hasta que nos contó lo buena que era la familia (especialmente Catherine, la madre y Jack, el hijo menor)”.

“El colegio y los compañeros le recibieron muy bien, inmediatamente se integró y como las asignaturas y el nivel académico es diferente que aquí (allí todo es mucho más práctico) pudo disfrutar de la experiencia sin agobios”.

“Es cierto que tienes que ser un poco tolerante (distinta comida, otras costumbres, otro clima, el cole un poco lejos…) pero nosotros como padres, nos hemos sentido apoyados por la agencia cuando hemos necesitado algo, tanto en la oficina de España, como en Waterford”.

“Gonzalo ha vuelto más maduro, valorando más lo que tiene aquí y con la asignatura de inglés superada. Un abrazo, Yolanda”.

Raquel Martín, madre de Elena Fraile.

“La atención recibida en la oficina ha sido estupenda con una gran cordialidad y profesionalidad por parte de las trabajadoras. Destacaría su capacidad para gestionar los incidentes que van surgiendo con su trato dulce y cercano. Mi enhorabuena para ellas”.

“Elena ha estado completamente satisfecha con su colegio allí en Irlanda, destaca el buen ambiente entre los profesores y alumnos. Las asignaturas le han parecido muy innovadoras y creativas. Las instalaciones (principalmente la biblioteca) merecen especial mención por su parte. También resalta el horario del colegio”.

“Muy positiva, fiable y recomendable. Animaos y confiad”.

Sonsoles y Alfonso, padres de Alvaro Fernández.

“Escribimos esta carta Sonsoles y yo, para agradecer el excelente trabajo que habéis realizado con nuestro hijo, Álvaro Fernández Cid, en relación a su estancia en el “Good Counsel School”, New Ross, Irlanda, durante el curso 2012-2013”.

“Queremos agradecer la implicación que desde el primer día habéis demostrado en la gestión de cada detalle y la atención personalizada, proactiva y minuciosa que habéis tenido con Álvaro desde el momento en el que contactamos con vosotros por primera vez”.

“Enviar a un niño de sólo 13 años a estudiar un curso de inglés en el extranjero, en el seno de un familia desconocida y sin personas cercanas de referencia, es una decisión difícil para cualquier padre o madre, y más después de experiencias previas en las que, habiendo acertado con la familia y el entorno, siempre hemos notado cierta dejadez en cuanto al seguimiento de Álvaro, por parte de las organizaciones en las que hemos confiado”.

“En este caso nos encontramos con un seguimiento estrecho, con personas de referencia desde la misma llegada al aeropuerto que acompañan y guiaron a Álvaro desde el primer día y para todo lo que él necesitó, información puntual de lo que sucedía con nuestro hijo en cada momento, tanto en su integración en la familia como respecto a su adaptación en el colegio y sus resultados académicos, incluidos desplazamientos personales que habéis realizado para comprobar como están las cosas sobre el terreno”.

“En fin y en resumen, un nivel de servicio que supera con mucho nuestra expectativa, que sin duda hará que volvamos a recurrir a vosotros”.

Pauli y Guillermo, padres de Mikel.

“Enviamos esta carta para daros las gracias y en reconocimiento por el seguimiento y atención que estáis teniendo con Mikel en su año escolar en Irlanda. Tanto tú personalmente como tu equipo habéis estado pendientes en todo momento de la evolución de Mikel y nos habéis informado puntualmente de cualquier contingencia que ha podido surgir. Esto lo valoramos muchísimo pues mandar a un adolescente un año fuera es algo difícil para unos padres precisamente porque no estás allí, con tu presencia para controlar sus movimientos y su aprovechamiento escolar”.

“Nos ha sorprendido también gratamente tu disposición y el hecho de que has estado personalmente en el aeropuerto cuando nuestros hijos iban o volvían de Irlanda, desplazándote al inicio del año escolar, para facilitarles la presentación y en el encaje tanto con la familia como con el colegio, en la visita del mes de octubre para comprobar que todo iba bien y en febrero, coincidiendo con el musical tan importante para ellos. Creemos que estas actuaciones os diferencian frente a otras organizaciones que muchas veces abandonan a los chicos a su suerte, según nos ha comentado en varias ocasiones Mikel”.

“Bueno, nos reiteramos en nuestro agradecimiento y esperamos que sigáis dando este inestimable servicio. Un saludo”.

Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies