Cómo aprovechar al máximo un curso de idiomas en el extranjero

Viajar al extranjero para estudiar un curso de idiomas supone una gran inversión de tiempo, dinero y energía.

Requiere el tiempo que estés fuera durante el curso y también requiere tiempo antes de viajar al extranjero para valorar posibles destinos, la oferta académica y el alojamiento, organizar documentos, los preparativos logísticos de cualquier viaje, etc.

Viajar y estudiar en el extranjero cuesta dinero. Es un hecho innegable y por ello es oportuno maximizar el retorno. Tu estancia en el extranjero debe impulsar de manera significativa tu nivel de conocimiento y soltura con el idioma que deseas mejorar.

El tiempo no vuelve atrás y además de profundizar en el idioma un curso en el extranjero debe suponer una experiencia enriquecedora a nivel personal.

Por todo ello, en este artículo compartimos contigo diez recomendaciones para aprovechar al máximo tu curso de idiomas en el extranjero.

Here we go!

1. Olvídate del curso de idiomas por un momento…

…y elige el destino al que siempre quisiste viajar!

El único requisito con respecto al destino es que la lengua nativa coincida con la que deseas aprender, faltaría más. Pero más allá de esto, no elijas destino solo por precio, por la facilidad o dificultad de los acentos o por cualquier otra razón.

Estar en la ciudad que deseas y con ganas de descubrirla te empujará a salir más, a socializar y, por extensión, a poner más en práctica el idioma.

En esta vida solo tenemos billete de ida y no tiene sentido viajar a un lugar que no estemos deseando descubrir. Aprenderás más y te sentirás mejor.

2. Disfruta y pásatelo bien

¿Qué sentido tiene el viaje si no? Disfruta, ríe y sonríe siempre que se presente una ocasión.

Para nosotros viajar es disfrutar, viajar es descubrir lugares fantásticos, viajar es conocer gente auténtica. En ocasiones, incluso los acontecimientos imprevistos o las circunstancias no deseadas pueden ser aliñadas con una dosis de humor y una sonrisa.

Disfruta la experiencia en el extranjero. Mantenerte relajad@ favorece tu aprendizaje.

3. Máxima atención durante las clases del curso

Los cursos de idiomas en el extranjero combinan la asistencia a clases de idiomas con tiempo libre. Aunque pueda parecer obvio, recuerda poner la máxima atención durante las clases tanto a los profesores como al resto de estudiantes.

Adaptarte al grupo y a las posibles diferencias que puedes encontrar en un sistema educativo extranjero desde el primer día impulsará tu aprendizaje.

Participa en clase, pregunta todas tus dudas y escucha a los demás compañeros con atención.

4. Estudia lo aprendido en clase todos los días

Estudiar después de clase

Aunque no es necesario que salgas de clase y vayas directo a estudiar, resulta clave definir un horario o dedicar un tiempo a estudiar y repasar cada día los contenidos académicos que hayas tratado en clase ese mismo día.

Haz ejercicios o escribe en inglés cada día. ¿Un pequeño diario en ingles?

Limitarse a la asistencia a clase durante el curso en el extranjero disminuye considerablemente la retención del conocimiento adquirido.

5. Haz turismo local

Eres libre de emplear el tiempo libre como desees pero te invitamos a aprovechar cada oportunidad para conocer los rincones de la ciudad y las poblaciones cercanas; te sacará de tu zona de confort una vez más.

Utiliza el transporte público, toma algo fuera de casa de vez en cuando y pregunta a los lugareños cómo llegar a algún sitio para practicar de una manera real el idioma.

6. Integra personas nativas en tu día a día

Este punto es un must si de verdad estás comprometid@ con tu aprendizaje.

La mejor opción es viajar solo y no relacionarte con personas que hablan tu misma lengua, más allá de lo que obliga la educación y cortesía para con las personas que nos rodean.

Vivimos en un mundo cada vez más global y en cualquier capital del mundo encontrarás personas que hablan tu idioma.

Pero no cometas el error de viajar al extranjero para estudiar un curso y al salir de clase orquestar tu vida social con personas hispanohablantes. Para ello puedes buscar cualquier pequeña escuela local; no aprenderás igual pero ahorrarás dinero.

¿Viajas acompañad@?

En ese caso adoptar todos el compromiso –antes de viajar– de integrar a personas nativas en vuestra vida social cada día. Por pura cortesía con ellos estaréis forzados a hablar en su idioma.

No limites la vida social al círculo de personas que te acompañan en el viaje y comparten tu lengua.

7. Busca las conversaciones en el otro idioma

¿Tienes un carácter extrovertido de serie? Fenomenal.

¿Te cuesta romper el hielo? Decídete a dar el primer paso cada día y a conocer gente. No te preocupes si a veces no sale bien, cualquier cosa que llevas a la práctica de manera recurrente cada vez lo haces mejor 🙂

El objetivo es escuchar a otras personas en el idioma extranjero y poner en práctica el vocabulario aprendido, las estructuras gramaticales y expresiones habituales en el idioma que quieres mejorar.

Socializa con personas nativas o que no hablen tu lengua materna.

8. No tengas miedo a equivocarte… y aprende de cada error

Todos cometemos errores. Todos nos equivocamos. Y está bien. Estás aprendiendo un idioma, cometer errores es normal y nadie te juzgará por ello.

La diferencia de los resultados radica en nuestra actitud tras el error. Trata de aprender de cada error para evitar cometerlo de nuevo y agradece cada vez que alguien te corrija (te estará ayudando a mejorar).

En la otra dirección, sé respetuoso y ayuda a los demás si tienes oportunidad.

9. Haz una lista de pros y contras del destino, el curso y el viaje en general

Es más que probable que transcurrido un tiempo desde el final del curso quieras volver a viajar al extranjero.

Te invitamos a que antes de finalizar tu estancia escribas una lista (sí, la lista tiene que estar escrita) con las características y beneficios del curso de idiomas en el extranjero con respecto al destino, a las clases y cualquier aspecto del viaje que haya resultado positivo. Y también escribe todo aquello que no haya superado tus expectativas o los aspectos menos positivos.

La lista de pros y contras es para ti.

Cuando quieras volver a viajar para continuar mejorando o poner en práctica el idioma de nuevo, recuperar esa lista basada en tu propia experiencia te servirá para afinar más la elección del destino, de las características del curso o cualquier otro detalle del viaje.

10. Mantén el contacto con extranjeros cuando regreses

Durante tu estancia en el extranjero harás contactos y nuevas amistades. Cuando vuelvas a casa no dejes enfriar las relaciones con las personas afines con las que compartiste buenos momentos y sigue practicando el idioma con ellos vía Skype, Facebook, email… En este sentido la tecnología e Internet te lo pone fácil.


¿Tienes más ideas? Estaremos encantados de leer en los comentarios tus recomendaciones para aprovechar al máximo un curso de idiomas en el extranjero.

Leave A Comment

Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies