Hemos decido escribir este artículo para aportar un poco de luz a las numerosas consultas que hemos recibido en los últimos años de familias españolas que plantean si este curso es una buena opción para cursar el año escolar en Irlanda.

En primer lugar vamos a valorar los factores que vamos a tener en cuenta para poder responderos.

Nivel de inglés del estudiante

Lo primero que vamos a tener en cuenta va a ser su nivel de inglés, y éste va a depender mucho del contacto del estudiante con el idioma desde su infancia y su escuela primaria.

Si bien en España en los últimos años se ha promovido en bilingüismo comenzando desde la primera etapa educativa, el desarrollo de las mismas es muy desigual por Comunidades Autónomas. De hecho, existen tres tipos de centros aún hoy en día:

  • Ordinarios: donde se trata el inglés de manera tradicional, es decir, como lengua extranjera entre dos y tres horas a la semana.
  • Secciones de inglés: un término medio, en donde sólo algunas asignaturas son impartidas en inglés.
  • Bilingües: en estos centros, la gran mayoría de las asignaturas son impartidas en inglés. Al final de la etapa de primaria se realizar una prueba de nivel para establecer el nivel oficial del alumno.

 

Mapa de educación primaria en España

 

Hablando en términos generales nos atreveremos a decir, que en este momento y sin que sirva de precedente, los alumnos que finalizan la etapa de primaria en secciones bilingües y colegios bilingües suelen hacerlo con un nivel entre KET ( B1-) Y PET (B1+) en el MCER.

Estos niveles de inglés permiten al estudiante tener consolidadas las siguientes destrezas en el idioma:

  • Reading.
  • Writing.
  • Listening.
  • Speaking.

El nivel mínimo que nosotros aconsejamos para cursar un año escolar en Irlanda es un nivel B1 (intermedio) y por lo tanto por nuestra parte desaconsejamos los niveles inferiores a este. Al final de lo que se trata es que el alumno se integre, se sienta cómodo y saque el máximo provecho a su año escolar en el extranjero y sin este nivel lo vemos poco factible.

Madurez personal y organización del estudiante

A menudo nos encontramos que los principales retos a los que se enfrentan nuestros estudiantes tienen que ver más con su propia organización personal y autonomía y como sabéis en muchos casos estos factores van parejos con la edad.

Nadie mejor que vosotros puede responder a algunas de las cuestiones que tenéis que plantearos en el inicio de esta nueva aventura: si tiene autonomía, es organizado, tiene facilidad o no para relacionarse, si se adaptaría a una cultura y costumbres diferentes, podría desplazarse en transporte público si se diera el caso….etc

Una vez se encuentre en destino su familia anfitriona, personal de la residencia, coordinadores y profesores van a ayudarle, pero también se espera de ellos cierta autonomía e independencia a la hora de llevar su día a día de manera autónoma y responsable.

Cambio de etapa educativa

Existe un periodo de transición entre la etapa de la primaria y la secundaria y por lo tanto, este es un aspecto importante a tener en cuenta.

Además estos cambios van ligados también a cambios personales propios de la edad (entrada en la pubertad-adolescencia). Desde los centros educativos españoles se vela por coordinación entre ambas etapas facilitando así la integración y bienestar del alumno. Como podéis imaginar si el estudiante termina aquí la primaria y comienza la secundaria en Irlanda habrá que tener en cuenta que el cambio será más notorio no solo por lo propio de la etapa educativa y personal donde habrá que sumar el método de enseñanza y la cultura diferente.

Comentado todo esto y desde nuestra sincera y humilde opinión, es un año que ha de tenerse muy claro que se quiere realizar y que aunque siempre que mandamos a nuestr@ hij@ fuera hemos de sopesar muchas cosas, quizá en este curso concreto algo más. Ahora bien, hay muchas familias que tienen muy claro que quieren que su hij@ realice este curso y nos gustaría compartir con vosotros sus argumentos:

  • Más integración con estudiantes nativos ya que hay menos internacionales en este curso.
  • La adquisición de conocimientos es más provechosa.
  • Habrá un cambio muy significativo en su nivel de inglés que determinará el resto de su avance en el idioma puesto que estarán muy expuestos y la base estará muy consolidada.

La gran parte de familias que han elegido este curso para que su hij@ lo realice en el extranjero se decanta por el alojamiento en residencia (boarding school) por las siguientes cuestiones:

  • Tiene todo mucho más a mano, al tener residencia de estudiantes y colegio en el mismo lugar, por lo que se adaptará más fácilmente tanto al nuevo país como a su nuevo entorno.
  • Estará bajo una supervisión mucho más directa por parte de los docentes y Manager de la residencia, los cuales le generarán buenos hábitos diarios como por ejemplo levantarse a la hora, mantener la limpieza y organización en el dormitorio, etc.
  • Tendrá contacto con compañeros irlandeses e internacionales, lo cual ayudará no sólo a mejorar su nivel de inglés sino también a mejorar y desarrollar sus habilidades sociales al tener contacto con compañeros de su misma edad.

Esperamos haber sido de ayuda con este post y estaremos encantados de responder en los comentarios cualquier duda adicional que pueda surgir.