Una Irlanda de película

¿Quién no ha soñado alguna vez con esos paisajes maravillosos que el mundo del cine sabe evocar tan bien en todas sus producciones? ¿Quién no  ha soñado con ser uno de los protagonistas de esas películas en las que caminan, cabalgan o simplemente observan un paisaje y ciudades  tan bellas que parece imposible que sean reales?

Pues bien, esta nueva entrada va a suponer un gran disfrute para aquellos que aún creen que esos lugares se encuentran a millones de años luz de nuestro hogar, cuando en realidad podemos encontrarnos con ellos tan sólo a una distancia de un vuelo de dos horas. Sí, estoy hablando de la mágica y verde Irlanda.

En primer lugar  hablemos de una de las sagas más importantes de la última década y que salvo que alguno de vosotros haya pasado un largo tiempo en un retiro tibetano, prácticamente todos hemos disfrutado saboreando el mundo mágico mostrado en sus libros y posteriormente en su películas. Como no podría ser de otra forma, Harry Potter y sus localizaciones en Irlanda son la primera referencia. ¿Os acordáis de los acantilados de la película ” El misterio del príncipe”? Pues bien, esa maravilla natural de 8 km de longitud y 210 metros de altura , que en la película se mostró tan tétricamente no son más que los “Acantilados de Moher”,  situados al oeste de Irlanda,  en la verde y fantástica península de Connemara.

¿Os pica la curiosidad? Darle al play y observar como Harry y el director Dumbledore se enfrentan a su inmensidad…

En la siguiente referencia vamos a dejar de lado las películas fantásticas y demos un paseo por la vida cosmopolita e íntima de la ciudad de Dublín. La siguiente película fue rodada íntegramente alrededor de sus calles y lugares principales; gira en torno a la vida de dos músicos y su unión de la que nacen unas preciosas canciones. Esta producción, a pesar de contar con un presupuesto ínfimo, consiguió alzarse con un Óscar a la mejor banda sonora en 2007. Os dejamos su logrado póster y ese gusanillo que os picará para que la disfrutéis tanto como nosotros, por cierto, la película se llama “Once”.

 

Y por último y aprovechando que San Valentín se acerca, la siguiente película gustará a todos los románticos y románticas amantes de las clásicas historias de amor. Esta rodada en las místicas Islas Arán, cerca de la bahía de Galway , lugar de peregrinaje y donde la magia de las leyendas irlandesas se inspira nada más pisar sus tierras. En verano es obligado viajar a alguna de las islas para alquilar una bicicleta y recorrer sus carreteras flanqueadas por sus muros de piedra construidos en el siglo XIX.  En la siguiente película acompañaréis a la hollywoodiense actriz Amy Adams a través de su escalabrado viaje  cruzando Irlanda para intentar alcanzar a su prometido y cumplir así con una tradición irlandesa, ¿tenéis curiosidad por saber cual es? Pues entonces, ¡ya tenéis plan para el viernes!

¡Esperamos que hayáis disfrutado de este artículo tanto como lo hemos hecho nosotros!

El equipo de European Idiomas 🙂

 

Leave A Comment

Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies