Viajes de Idiomas: recomendaciones

Un viaje de idiomas comienza en el mismo momento en el que decides viajar a otro lugar para estudiar una lengua. Así es. El viaje comienza mucho antes de coger el avión.

Cuando tomas la decisión de hacer un curso en el extranjero surgen mil consultas. Y son necesarias algunas gestiones para poder beneficiarte de una buena formación en el extranjero.

¿Has tomado la decisión de hacer un viaje de idiomas? ¿Estás valorando dar el paso para impulsar tu nivel de lengua extranjera? Si es así estamos felices de compartir contigo una serie de recomendaciones, orientadas a obtener el máximo provecho de tu viaje de idiomas.

¿Comenzamos?

 

Antes del viaje de idiomas

1. Establece un único objetivo para el viaje

Define solo una cosa, un aprendizaje o experiencia que desees adquirir durante el viaje de idiomas.

Puede ser mejorar tu pronunciación, perfeccionar tu escritura en el otro idioma, establecer relaciones con personas extranjeras para mantener un contacto a distancia cuando regreses…  puede ser cualquier propósito, el que resulte más importante para ti.

La idea es que mantengas el foco en un único objetivo para obtener un resultado excelente en ese aspecto que consideras clave.

Y no tengas dudas, aunque te marques un único objetivo también conseguirás resultados en otras áreas.

 

2. Valora diferentes destinos

Estudia diferentes destinos que pueden favorecer la consecución del objetivo marcado. Valorar y comparar los pros y contras de cada uno de ellos con un cierto detenimiento hará que aciertes en tu elección.

Do it! In writing!!!

Pensando en largo plazo, quizá pueda resultar interesante un recorrido por diversos destinos en un orden determinado. ¿Cuál sería el mejor orden para ti?

 

3. Investiga el destino

¿Ya has decidido el destino de tu viaje? Good! Durante semanas o meses te moverás en un nuevo entorno. Este hecho implica interactuar con personas de otra cultura y con algunas costumbres diferentes.

Investiga un poco la historia y cultura del país. Aprender las tradiciones, fiestas y acontecimientos relevantes de su pasado te ayudarán a comprender mejor el pueblo al que te diriges y te proporciona múltiples temas de conversación.

Sin olvidar que cuanto mejor conozcas el destino con mayor facilidad te moverás en él. Recaba información sobre rutas turísticas, medios de transporte, lugares de interés, etc.

 

4. Infórmate en detalle sobre el centro de estudios en el extranjero

Conoce todos los detalles del centro educativo. Pregunta en tu agencia de idiomas en el extranjero todas y cada una de las dudas que tengas, revisa en la web, consulta a antiguos alumnos su experiencia allí.

En resúmen: infórmate bien, infórmate más e infórmate mucho acerca de la escuela de idiomas a la que estás valorando asistir. Lo último que deseas es hacer un curso de idiomas en un centro de estudios que no cumpla tus expectativas.

 

5. ¿Alojamiento en familia nativa o residencia de estudiantes?

Antes de nada, mencionar que también hay opciones de alojamiento en apartamentos y hoteles. Dicho esto, los tipos de alojamiento más extendidos son en familia nativa y las residencias de estudiantes.

La mejor opción para continuar practicando el idioma cuando estés “en casa” es el alojamiento junto a una familia nativa.

La residencia de estudiantes también es una buena opción, tanto para estudiantes más independientes como para aquellos que deseen evitar desplazamientos en transporte público o caminar hasta la escuela de idiomas.

En cualquier caso y como siempre, elige la opción que mejor se adapte a ti.

 

6. Comienza a preparar la documentación para el viaje de idiomas… ¡hoy!

El DNI y el pasaporte se renueva unas pocas veces en la vida. ¿Quién recuerda las fechas de caducidad?

Comprueba “ahora” la fecha de caducidad de ambos documentos para evitar una sorpresa indeseada. En según qué poblaciones, conseguir una cita con la administración para realizar estos trámites pueden dilatarse bastantes semanas.

Si viajas dentro de la Unión Europea ten al día la tarjeta sanitaria europea, aunque no sea necesaria nunca está demás. Y si viajas a otros países como Australia, Canadá o Estados Unidos es oportuno contratar un seguro de viaje y asistencia médica.

En este artículo encontrarás más información acerca de los documentos para viajar al extranjero.

 

7. Emplear la tecnología para imbuirse en el idioma

Cambiar el idioma del sistema operativo y las aplicaciones a otro idioma te mantiene familiarizado con él.

Quizá te pueda parecer que no es eficaz este tip pero seguro que aprendes palabras nuevas y grabas en tu memoria otras muchas palabras y expresiones. Haz la prueba.

Y ya metidos en tecnología, aquí tienes otro artículo sobre cómo preparar el teléfono móvil para viajar al extranjero.

 

Durante el viaje de idiomas

8. Precaución con el agua 

Antes de viajar conviene informarse sobre de la calidad del agua del grifo en nuestro destino.

Si tu estómago es sensible puede ser conveniente beber agua del grifo y agua embotellada alternativamente. Es decir, combinar el agua durante unos días para que tu cuerpo se adapte sin problemas.

Y ten cuidado (o evita) ingerir comida y bebida comprada en puestos callejeros.

 

9. La discreción es un gran valor

Llamar la atención de manera innecesaria no tiene mucho sentido, especialmente en un país diferente al tuyo.

Aunque hayas dedicado mucho tiempo a investigar el destino conviene no llamar atención de manera innecesaria. Evita hacer ostentación de ropa, joyas, equipos electrónicos, dinero y tarjetas de crédito.

Viaja sin miedo pero guiado por una buena dosis de prudencia.

 

10. ¿Contraponer culturas? No, gracias

Antes o después identificarás costumbres diferentes a las de tu lugar de origen en cualquier aspecto. No caigas en la tentación de rechazar o comparar de manera negativa las diferencias culturales.

Mantente abierto a las nuevas costumbres y abraza las diferencias. Viajar es sinónimo de conocer y aprender otras formas de vivir.

 

11. Llévate un aprendizaje local

Una receta de cocina, un baile tradicional, una expresión local o cualquier otra cosa que te permita rememorar grandes momentos del viaje de idiomas cuando estés de vuelta a tu país de origen.

 

12.  Deja algo tuyo

Cuando viajamos al extranjero somos embajadores anónimos de nuestro pueblo.

Al igual que te invitamos a traerte un aprendizaje local, aprovecha cuando se presente la ocasión para ofrecer alguna costumbre, una expresión que uses en tu lengua con frecuencia o un detalle de tu tierra.

En último término, el objetivo también es dejar un buen recuerdo tuyo.

 

Después del viaje de idiomas

 13. Mantén vivo el contacto con personas que se cruzaron en tu camino

Durante un viaje de idiomas conocerás a muchas personas.

Estudiantes, profesores, la familia anfitriona, compañeros de la residencia, de la escuela de idiomas o de las excursiones que realices… te recomendamos intercambiar el contacto con los amigos que hagas durante el viaje de estudios.

Es un auténtico lujo tener amigos de otras partes del mundo y una oportunidad única para continuar practicando el idioma a distancia y, quizá, en un futuro presencialmente.

 

 14. Planifica el próximo viaje de idiomas

Dominar un idioma requiere disfrutar aprendiendo a lo largo de los años. Y a nadie se le escapa que la mejor manera de aprender o mejorar un idioma extranjero es viajar al país en el que se habla el idioma.

Cuando regresas de un viaje de idiomas estás en posesión de mucha información de primera mano. Aprovecha la experiencia vivida en el extranjero para diseñar y sacar el máximo partido a tu próximo viaje de idiomas.

 

Leave A Comment

Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies